Rosita y un lobo Feroz, surge de una charla de prevención del ASI, donde una madre, comenta que habló muy directamente sobre el tema con su niña de cuatro años y al contárselo a la docente de la pequeña, esta le dijo NO !!! Hay que contarles el cuento de Caperucita Roja y el lobo !!

 

 

Ante estos dos extremos, es que llega este cuento en el que se transmite como cuidarse ante estas situaciones sin atemorizar ni descalificar las posibilidades de comprensión del niño.

 

Esta escrito con un lenguaje ameno y actual que posibilita el acercamiento al mismo e ilustrado con imágenes amigables  que permiten la identificación con los personajes.

 

Está acompañado por un cuestionario, que es de suma importancia, ya que a pesar de que el cuento esta escrito de manera tal, que tanto niños de 5 como hasta de 11 años puedan entender lo que sus posibilidades les permitan, a partir de las mismas puedan esclarecer sus dudas y fantasias.